El colapso (gráfico) de Grecia

He sentido una gran perturbación en la Fuerza, como si de pronto millones de voces gritasen de terror y luego se produjera el silencio. Temo que ha ocurrido algo terrible“.

alderaan   Exactamente cinco semanas después de su última sesión. Referéndum, corralito y capitulación ante la Troika mediante. La Bolsa de Atenas (Athens Stock Exchange) volvía a abrir sus puertas este lunes, 3 de agosto, aunque con importantes restricciones para los inversores griegos y cambios en los parámetros aplicados al normal funcionamiento del mercado ateniense.

parametros

Desde que Syriza alcanzara el poder al imponerse con rotundidad en las elecciones generales del pasado 25 de enero, el parqué griego apenas acumulaba un retroceso del 1,97% al cierre de la sesión del 26 de junio, la última celebrada antes del cierre bancario.

ASE1

Sin embargo, los acontecimientos desatados tras el fracaso de las negociaciones entre Grecia y sus acreedores a finales de junio (vacaciones bancarias, corralito, referéndum, dimisión de Yanis Varoufakis y nueva renegociación con acreedores hasta alcanzar un precario acuerdo para pactar un tercer rescate) hacían presagiar lo que los inversores catalogaban en Twitter como un #BloodBath.

Así, Takis Zamanis, de Beta Securities, resumía en declaraciones a la BBC el ánimo de los inversores antes del toque de campana. “La posibilidad de ver incluso una sola acción subiendo es prácticamente cero”, advertía.

Sangre y arena.

Cumpliendo con las expectativas más sombrías, la reapertura de la Bolsa de Atenas se saldaba con un histórico batacazo del 22,87%, que hundía el índice de referencia hasta los 615,08 puntos básicos, lastrado por los valores financieros que, en el caso de los bancos llegaban a acumular caídas del 30%, activando las alertas establecidas por el propio mercado.

aperturaAtenas

La activación de las restricciones impuestas en la reapertura del mercado y la entrada de inversores a la caza de un rebote evitaron que realmente la sangre llegara al río, permitiendo al selectivo ateniense limitar al 16,23% sus pérdidas al cierre, hasta los 668,06 puntos, lo que suponía una revalorización intradía del 8,6%.

asecierre

De este modo, la vuelta a la actividad de la Bolsa de Atenas tras cinco semanas cerrada se saldaba con su peor sesión desde al menos 1985, fecha en la que comienzan los registros modernos del parqué griego, con los bancos Piraeus Bank y National Bank of Greece como principales perdedores al caer un 30% cada uno, mientras Alpha Bank bajaba un 29,81% y Eurobank Ergasias un 29,86%.   

El hundimiento.

A la vez que los primeros compases de la sesión en la Bolsa de Atenas, el proveedor de información financiera Markit hacía públicos los datos del índice PMI manufacturero para diversos países de la eurozona, incluido Grecia, cuyo dato de actividad de julio registró el mayor colapso de la serie histórica, que se remonta a los últimos 16 años.

PMImarkit

“La producción manufacturera de Grecia colapsó en julio al llegar la crisis de deuda a un punto crítico”, apuntaba Phil Smith, economista de Markit y responsable para el país heleno de la encuesta PMI, considerada por inversores e instituciones como uno de los principales indicadores adelantados de la evolución económica.

En concreto,  la actividad del sector manufacturero de Grecia experimentó durante el pasado mes de julio una caída récord, según constata el índice PMI, que se hundió desde los 46,9 puntos de junio a los 30,2 enteros.

De hecho, Smith llegaba a advertir de que las fábricas griegas sufrieron en julio una caída récord de los nuevos pedidos e incluso no pudieron a menudo comprar los factores de producción necesarios, particularmente en el exterior, puesto que el cierre bancario y las restricciones de capital perjudicaron el normal desarrollo de la actividad comercial.

“Aunque las manufacturas representan sólo una pequeña proporción de la producción de Grecia, la magnitud de la caída envía una señal preocupante sobre el estado del conjunto de la economía”, sentenciaba.

La gran evasión.

En el mes de junio se había recrudecido la incertidumbre sobre la situación de Grecia, especulándose cada vez con mayor fuerza incluso con la posibilidad de una salida de la eurozona (Grexit), así como con la imposición de algún tipo de medidas para el control de capitales, incluído el establecimiento de restricciones a la retirada de dinero en efectivo de los bancos, lo que se conoce popularmente como corralito.

depots

La salida de depósitos privados sufrida por los bancos griegos en junio se aceleró hasta los 8.176 millones de euros, un 122% más que en el mes anterior.  De este modo, el importe de los depósitos en los bancos de Grecia al finalizar el mes de junio se situó en 127.506 millones de euros, la cifra más baja desde noviembre de 2003.

La fuga de depósitos detectada en junio superó ampliamente la salida de 3.682 millones de mayo y de 5.678 millones en abril, quedando únicamente por detrás de la retirada de 12.160 millones en enero, cuando Syriza se hizo con el poder al imponerse en las elecciones del 25 de enero.

Las entidades del país heleno cumplieron en junio diez meses consecutivos de fuga de depósitos, que entre septiembre de 2014 y junio de 2015 alcanzó un total de 45.496 millones de euros, de los que el 88%, un total de 40.020 millones, fueron retirados en los seis primeros meses de 2015.

Confianza ciega.

esi11

La espiral de desencuentros que desembocó en la ruptura de negociaciones con sus socios y el impago de la deuda de Grecia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a finales de junio, así como en la firma de un severo acuerdo in extremis el 13 de julio para retomar las conversaciones de cara a un tercer rescate de griega se cobró un significativo peaje en la confianza económica de Grecia.

Según los datos del último índice de confianza publicado por la Comisión Europea, el dato de Grecia se hundió en julio a 81,3 puntos desde los 90,7 de junio, lo que representa la mayor caída de toda la serie histórica (que se remonta a enero de 1985) y sitúa el índice griego en su nivel más bajo desde octubre de 2012 (coincidiendo con el segundo rescate del país heleno) tras cinco meses seguidos de descensos.

ESI grecia

No hay salida?.

La evolución más reciente de la economía griega no permite albergar grandes esperanzas de cara al futuro inmediato. Grecia se mantiene como el país de la UE con mayor tasa de desempleo, tras registrar un nivel de paro del 25,6% en abril (25,8% en marzo), muy por encima de la media del 11,1% de la eurozona en junio.

paro

En cuanto a la evolución de su deuda pública, los últimos datos de Eurostat, correspondientes a 2014, señalaban a Grecia como el país de la UE con peor relación de deuda sobre PIB al alcanzar el 168,8%, frente a la media de la eurozona del 92,9%.

deuda

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BigData y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s