Palabros económicos (I): Estancamiento secular

SONY DSC

Quantitative easing (QE), tapering, Abenomics, austericidio,  subprime, prima de riesgo…qué sería de la Economía sin esas palabras que, a modo de conjuros, a veces acaban transformando la información económica en una suerte de enigma al alcance sólo de una nueva casta de iniciados. Economistas. Analistas. Los nuevos ‘hombres medicina’ de la sociedad acomodada.

Estancamiento secular (secular stagnation), el palabro que da pie a esta entrada, sin embargo, no es particularmente nuevo ni obedece a la necesidad de atención propia de las vedettes emergentes en el panorama económico.

Presentado por primera vez en sociedad allá por 1938 por el economista estadounidense Alvin Hansen, considerado algo así como el ‘Keynes americano’, el concepto de estancamiento secular vuelve a estar de actualidad a raíz del debate abierto entre Ben Bernanke, expresidente de la Reserva Federal de EEUU, y Lawrence Summers, exsecretario del Tesoro de EEUU, en paralelo a los temores expresados por la propia Janet Yellen, titular al frente del banco central estadounidense.

De hecho, Matt O’Brien (@ObsoleteDogma) , colaborador de Wonkblog en el Washington Post, no dudaba en calificar este cruce de posts entre Bernanke y Summers como “el duelo bloguero más importante de la historia“.

Por si esto no fuese suficiente, el decepcionante dato de creación de empleo del mes de marzo y, por qué negarlo, las pocas ganas que tienen muchos actores económicos de que la Fed comience a subir los tipos de interés, han vuelto a poner sobre el tapete la cuestión de que EEUU y buena parte de las economías desarrolladas se enfrenten a un riesgo de estancamiento secular mucho más real que las conclusiones de sesudos ejercicios académicos.

‘Epic fail’ al primer intento.

A finales de la Gran Depresión, Alvin Hansen advertía en su discurso ‘Economic Progress and Declining Population Growth‘ ante la asamblea anual de la Asociación Económica de América de que “son la esencia del estancamiento secular, recuperaciones enfermizas que mueren en su infancia y depresiones que se retroalimentan dejando un duro y aparentemente inamovible núcleo de desempleo” .

Es mi creciente convicción que el efecto combinado del decaimiento del crecimiento de la población, junto a la ausencia de innovaciones realmente importantes de magnitud suficiente para absorber grandes inversiones representan un lastre muy pesado que explica el fracaso de las recientes recuperaciones en alcanzar el pleno empleo“, añadía el economista, que apuntaba a la adopción de medidas expansivas por parte de las autoridades como respuesta, aunque alertaba que estos estímulos conllevaban también riesgos.

Sin embargo, cuando la teoría del estancamiento secular apenas había sido esbozada por Hansen, el estallido de la guerra en Europa y la movilización de recursos para la lucha y la posterior reconstrucción, seguidos del ‘baby boom’, llevarían al rincón del olvido las pesimistas advertencias del economista, enterradas por el ‘boom’ experimentado en la posguerra por las economías de EEUU y Europa.

Larry Summers rescata ‘el concepto’.

Hasta que el 8 de noviembre de 2013, en el marco  de un foro económico organizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), Lawrence Summers, decidió mentar a la bicha en la misma cara de Bernanke, aunque, si bien, después de una cierta tormenta académica, la cosa quedo sepultada de nuevo por los buenos datos macroeconómicos de EEUU.

Lawrence H. Summers es uno de los economistas con mayor peso político en EEUU, lo que equivale prácticamente a decir de todo el mundo. Secretario del Tesoro entre 1999 y 2001 con Bill Clinton en la Casa Blanca, Larry Summers presidió Harvard entre 2001 y 2006 y sonó como favorito para suceder a Ben Bernanke en 2014 hasta que el mismo se borró de la carrera por el cetro de la política monetaria estadounidense, dejando el camino expedito a Janet Yellen.

A bastantes de vosotros quizá os sonará también por ser uno de los ‘malos oficiales’ señalados por el documental ‘Inside Job‘ en el que Summers no quiso aparecer para ofrecer ‘su versión de los hechos‘.

Bernanke vs Summers

En su hipótesis sobre el estancamiento secular, Summers plantea la dificultad de lograr simultáneamente el triple objetivo de pleno empleo, una inflación baja y estable, mientras se mantiene la estabilidad financiera, y expresa su pesimismo con respecto a la capacidad de la política monetaria de responder en situación de exceso de ahorro a la materialización de riesgos potenciales una vez que los tipos de interés llegan a cero (zero lower bound).

Ante esta situación, Summers señala la importancia de las políticas fiscales expansivas y subraya que en un entorno de tipos prácticamente cero  “el servicio de la deuda sería muy barato”  y apunta que en los países donde los tipos se encuentran ya cerca del límite cero “es probable” que se produzca una significativa reducción de la ratio de deuda sobre PIB.

Sin embargo, Bernanke sostiene que recurrir a la expansión fiscal donde la deuda de los países ya resulta muy elevada puede no ser una respuesta satisfactoria a largo plazo. El expresidente de la Fed, no obstante, expresa su escepticismo ante la posibilidad de que la economía estadounidense se enfrente al riesgo de un estancamiento secular.

Asimismo, Bernanke no se corta en atizarle un académico ZAS! a Summers al poner de manifiesto “la escasa atención” del exsecretario del Tesoro a la dimensión internacional, ya que en su opinión, “si todo se mantiene constante, la disponibilidad de inversiones de capital rentables en cueslquier parte del mundo contribuiría a vencer al estancamiento secular en casa”.

En el que hasta ahora representa el último cápitulo de este duelo bloguero en la cumbre del academicismo económico, Summers expresa su deseo de “estar equivocado”  y que aquellos que opinan como Bernanke sean quienes finalmente tienen razón, aunque advierte de la importancia de no subestimar el riesgo de un problema crónico de exceso de ahorro con respecto a la inversión.

summers

Dudas, dudas y más dudas.

Y cuando el debate académico tocaba a su fin en medio del puente de Pascua. Llegó el informe de empleo del mes de marzo para alimentar la controversia,  a pesar de que la tasa de paro se mantenga en mínimos desde mayo de 2008.

La economía estadounidense ‘sólo’ fue capaz de generar 126.000 nuevos empleos durante el pasado mes de marzo, la cifra más baja desde diciembre de 2013 y muy por debajo de las expectativas de +245.000 empleos del consenso del mercado. Asimismo, el Departamento de Empleo recortó en 69.000 empleos las cifras de los dos meses anteriores.

employment

Aparte de romper una racha de doce meses creando al menos 200.000 empleos, la mejor desde 1994, otro elemento suficientemente llamativo volvió a ser la disminución de la tasa de participación laboral, que se situó en marzo en el 62,7%, su nivel más bajo desde febrero de 1978.

paroUSA

A este respecto, John Cassidy, columnista de The New Yorker, apunta que al comparar la situación de EEUU con la de Japón o la zona euro, no podría hablarse de estancamiento secular, aunque admite que la situación dista bastante de ser la ideal y eso que “se está desarrollando durante un periodo en el que la Fed ha mantenido los tipos de interés prácticamente en el 0% durante más de seis años”.

Por si las dudas provocadas por el dato de empleo fueran pocas, este miércoles comienza la temporada de resultados empresariales en EEUU y los analistas sospechan que las compañías estadounidenses sufrirán una caída de sus beneficios trimestrales en términos interanuales, en gran medida por el impacto de la evolución del petróleo.

Según Factsheet, las empresas del S&P 500 lograrán en el primer trimestre de 2015 un beneficio un 4,6% inferior al del mismo periodo del ejercicio precedente, en lo que supondría el primer descenso desde el 3T de 2012 y su peor evolución desde el 3T de 2009, cuando las ganancias bajaron un 15,5%.

fact

Enlaces de interés

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s